23 de marzo de 2009

Carta abierta a los señores de la Conferencia Episcopal


Carta abierta a los señores de la Conferencia Episcopal

Estimados señores (que no señoras),

Me dirijo a ustedes para mostrar mi malestar por la saña con la que ustedes tratan a los bebés, a los linces y, sobre todo, a las mujeres. Debo entender que si para ustedes es válida la equiparación bebé = lince, a mí, en mi complejidad humana me consideren ustedes como una hembra de lince asiático.

Por otra parte, quería pedirles que no presumieran ustedes de defender “la vida”, esa que se nunca podrán dar. Ustedes no tienen vientre, nunca sabrán lo que es albergar “la vida” que defienden.

Con respecto a las declaraciones de su jefe en Roma sobre la propuesta de “humanizar la sexualidad” como respuesta médica al SIDA, simplemente preguntar qué saben ustedes de la “sexualidad” cuando han renunciado a ella y qué consejos tienen para hacerla “más humana”, siendo su único contacto con la sexualidad clandestino o delictivo.

Por todo ello, ruego no prediquen sobre la moralidad de mi vientre ni atenten contra la integridad de mi ser Mujer, Persona, y no lince ni perra por mucho que ustedes se empeñen. Menos aún cuando ustedes, que se hacen llamar provida, tienen como jefe supremo al Capitán Promuerte, ese que invita a follar sin condón, aunque sea a costa de contraer la sagrada enfermedad del SIDA.

A todas las personas a las que su moralidad les impida abortar, mi profundo respeto. A todos los que a las mujeres que pedimos elegir nos llaman asesinas, mi profundo asco.

Atentamente

El Mejillón Cabreado

4 comentarios:

Javi dijo...

Las cucarachas se gastan el dinero que reciben del gobierno de turno en carteles publicitarios de muy mal gusto.
¡Ya esta bien de aguantar tanta hipocresia de los curitas reprimidos! A ellos hay que respetar su "moralidad" y el que no piense como ellos el fuego eterno. ¡Fascistas!

Totalmente de acuerdo con lo que escribes, punto x punto.

Magnifico blog-denuncia, Sra.Mejillon.

¡Siga dando caña!

NUMAN dijo...

Comparto al 100 % y simplemente no quiero repetir las palabras de Javi!Saludos!

Turandot dijo...

¿Que han renunciado a la sexualidad?!!! por favor, que se lo digan a la de niños que se han dedicado a violar durante décadas!!!!! A riesgo de ser muy bestia: "dejémos que nazcan para poder follarlos antes de que cumplan los diez años"
Lo siento, me ha salido radical. Pero es la pura, purita verdad.

Anónimo dijo...

Tener que polemizar con la gerarquía católica a esta edad, o sea, en el s. XXI del actual calendario de occidente, es un poco demoledor. Los obispos tendrían que pasar lo que les queda de vida, o sea, de Iglesia, pidiendo perdón a las mujeres y, por extensión, también a los hombres que han envenenado con su machismo y su desprecio. Hay que negar a estos señores todo, escepto el pedir perdón. A un obispo habría que privarle de sus derechos civiles, como la los violadores.