24 de enero de 2010

El origen de las cosas


Como habréis visto, el asunto del empadronamiento ha dado que hablar después de que los Mejillones lo lanzáramos y lo recogieran los grandes medios, siempre plagiando.

A estos moluscos bivalvos adheridos a la red ha llegado esta semana un documento iluminador y que nos da pie a un análisis más en profundidad de los hechos. El documento, titulado ‘Así quiero ser’, ofrece claves para comprender el origen de la decisión del equipazo de Gobierno de Torrejón de Ardoz y, en especial, del responsable de Inmigración. Las ideas no son nuevas: se ve que este Ayuntamiento tiene archivo, y lo consulta.

El documento en cuestión asegura, por ejemplo: “Es necesario que en toda nación haya un orden, una disciplina, una ley. Unos que manden y otros que obedezcan.” (Pág 10). Esto es necesario en contraposición al estado anterior de las cosas, a saber: “Antes España era un caos, una anarquía. Hoy es un Estado ordenado, disciplinado y ejemplar.” (Pág. 25).

¿No os suena esto parecido a los insertos publicitarios del Ayuntamiento torrejonero en los que dice, ante las quejas de inmigrantes y otras personas sanas del municipio, que “las normas no se van a retirar” ya que esto “supondría volver al descontrol anterior”?

A continuación, the very best of ‘Así quiero ser’, un documento publicado en 1940 tras pasar la correspondiente censura eclesiástica:

La mujer, reina del hogar
“La familia española es muy hogareña. Lo que hay que procurar es que toda familia tenga un hogar sano, confortable, y alegre, que atraiga a todos los miembros de la familia con una fuerza irresistible. Que en ningún otro lugar se encuentren los padres tan contentos como en el propio hogar: que la madre todo sepa embellecerlo con su cariño y luego con su sensibilidad, gracia y finura, pues si el hogar es de todos los familiares, más que de nadie es de la madre, porque en él es reina y señora”. (Pág 106).

La santa obediencia
“Nosotros, los subordinados, no tenemos más misión que obedecer. Debemos obedecer sin discutir. Quien manda sabe lo que hace y por qué lo hace. Es más difícil mandar que obedecer. El que obedece no se equivoca nunca. Los españoles tenemos que acostumbrarnos a la santa obediencia […] ¿Y quién juzga a quien tiene el máximo poder? Dios y la Historia.” (Pág. 20)

Ser “español”
¿Cómo deben ser los españoles? Sencillamente, españoles, desde la raíz del pelo hasta la planta de los pies. (Pág. 166)

Hay más, pero el sifón anal (en breve os ofreceremos un post sobre la anatomía de los moluscos bivalvos) no da para procesar tanta mierda.

2 comentarios:

NUMAN dijo...

Ay,DIOS!!

el ...cirilo dijo...

Palabra de dios, palabra del señor... y de su put....madre...